Una solución a cada problema.

Para conseguir un óptimo aislamiento tanto térmico como acústico, y disfrutar del diseño y el confort en su hogar.

AISLAMIENTO TÉRMICO

Con los cerramientos de aluminio debemos conseguir evitar tanto el frío en invierno como el calor en verano. Para ello es importante no solo la instalación de un vidrio que obtenga ese efecto, sino instalar una carpintería con rotura de puente térmico en la que la cara exterior del aluminio no está en contacto con su cara interior.

Con ello conseguimos evitar además el molesto efecto que produce la condensación en nuestras ventanas por el hecho de tener un mismo perfil sometido a dos temperaturas muy dispares.

Puede consultar entre nuestra amplia gama de productos el que más se ajuste a sus necesidades, no solo físicas, sino también estéticas o de diseño.